Cheque Regalo Remodeling Face Biologique Recherche 1h30min

100,00 IVA incl.

Es un tratamiento facial con el Remodeling Face (máquina exclusiva de Biologique Recherche) que combina tres tipos de corrientes eléctricas con sueros de alta concentración. Desarrollado por Biologique Recherche, este tratamiento es el secreto de belleza mejor guardado por figuras como Madonna, John Galliano y Sharon Stone. Consigue rejuvenecer profundamente la piel, remodelar el óvalo facial y abrir la mirada, obteniendo resultados parecidos a un lifting pero sin cirugía y preservando siempre la estructura facial de cada persona.

Combinar cuidado de la piel y electricidad, la electroterapia de Remodeling Face rejuvenece intensamente el rostro, hidratando y tonificando la epidermis y la dermis, sin ningún dolor ni efecto secundario.

 

Descripción

Los tres tipos de corriente:

– En primer lugar, la corriente galvánica abre los poros y permite una penetración más fácil del suero en la piel. Los sueros utilizados son micronizados sobre la piel consiguiendo llevar hasta la dermis los aminoácidos necesarios para su protección y buena salud.

– El segundo tipo de corriente es de media frecuencia y trabaja el fortalecimiento de los músculos faciales responsables de sostener la piel. Con esta corriente se contrarresta los descolgamientos provocados por el efecto de la gravedad y la edad. Un auténtico fitness facial.

– El tercer tipo de corriente, es la más misteriosa de las tres. Es una radiofrecuencia de microondas que generan impulsos de alta frecuencia. Repara el tejido dañado y es calmante, bactericida, cicatrizante, regenerante y previene el envejecimiento de la piel.

La acción sinérgica de estas tres corrientes, utilizadas por separado o en superposición, hace posible trabajar de manera uniforme en todas las células del tejido epidérmico. Además el equipo permite realizar el proceso de regeneración no solo a nivel celular, sino también a nivel muscular, recuperando y creando nuevas fibras de colágeno y elastina. El trabajo que hacemos en cabina se asemeja al de un escultor que esculpe la cara con movimientos precisos y específicos para cada persona, y siempre en dirección de las fibras musculares.