Línea ONCOLOGY para prevenir los efectos secundarios del tratamiento oncológico

La primera línea cosmética pensada y formulada para prevenir, aliviar y reparar los efectos secundarios del tratamiento oncológico.

Descarga el folleto informativo en pdf de los laboratorios María D’uol.

El pasado 19 de Octubre, en el Día Mundial del Cáncer de Mama, los laboratorios María D’uol presentan Oncology, la primera línea de cuidados para personas con cáncer. Cosmética reparadora formulada para calmar las pieles sometidas a tratamientos de quimioterapia o radioterapia.

Enfermos, personal sanitario y la propia experiencia de María Unceta-Barrenechea Olázar, creadora de la firma, han ido dando vida, después de 5 años de investigación, a esta gama de 6 productos oncológicos. Máxima concentración de principios activos naturales y materias primas de primera calidad hecha en España.

Cuando recibes un tratamiento de quimioterapia y radioterapia puedes experimentar ciertos efectos en la piel como la sequedad, la irritación, los picores, las manchas… Estos efectos son transitorios y se pueden prevenir y minimizar con un cuidado y una constante hidratación. La información y el conocimiento de estos cambios y de su tratamiento, te aportarán la seguridad y la tranquilidad necesarias para sentirte bien.

El desarrollo de una marca

mariaunceta

Formulada por la propia María Unceta-Barrenechea Olázar, María D’uol Oncology es una gama de 6 productos con la máxima concentración de principios activos naturales y materias primas de primera calidad.
Con una política de precios tan razonable como la del resto de sus 80 referencias, hoy presentes en el mercado, es una línea generosa y variada en sus texturas, coherente con el compromiso de María D’uol por lanzar únicamente la fórmula más impecable.
Enfermos y personal sanitario, que con su propia experiencia han contribuido al desarrollo de María D’uol Oncology, son testigos de la pasión y la entrega que María ha puesto en este proyecto, íntimamente ligado a su vida personal.

 

BALSAMO REPARADOR

balsamoreparador

El germen de la línea fue el Bálsamo Reparador que nació después de que una madre le pidiera consejo para paliar los efectos de la quimio en la piel de su hija, a la que acababan de diagnosticar cáncer de mama. María diseñó un protocolo y después de 9 meses, recibió una llamada del Hospital Universitario de Álava interesándose por sus productos después de ver los resultados sobre la piel de esa paciente. Decidió entonces readaptar un producto que ya tenía, con materias primas más seguras.

Nace así un cosmético calmante especialmente pensado para prevenir los efectos secundarios en la piel de los tratamientos contra el cáncer en pacientes inmunodeprimidos.

Es una emulsión nutritiva de textura fina que disminuye el enrojecimiento y alivia la irritación. Es calmante, anti-irritante, regenerante, promueve la cicatrización, y protege con el filtro solar. Se recomienda aplicarla por todo el cuerpo desde la punta de los pies hasta el cuello -y la cabeza si se ha caído el pelo- desde el mismo momento en el que se comienza el tratamiento de quimioterapia.

aloevera

ACEITE REPARADOR

Un año después, en 2013, llegaría el Aceite Reparador, que formuló para tratar la piel de su propia madre diagnosticada con cáncer después del tratamiento de quimioterapia. Ella misma le aplicaba cada día el bálsamo reparador y el aceite de pepita de uva de su marca. Vistos los buenos resultados –no se le escamaron los pies ni le salieron llagas, ni tampoco notaba hormigueo en las extremidades-, reformuló el aceite de pepita de uva añadiéndole aceite de eucalipto, que es bactericida y desinfectante; y aceite de camomila calmante.

Cien por cien natural a base de aceite de pepita de uva, de manzanilla y eucalipto. Alivia el hormigueo de las piernas, previene y repara las heridas, tiene acción antiinflamatoria. Para nutrir, calmar y desinfectar en aquellas zonas donde el bálsamo reparador no es suficiente como las palmas de las manos y las plantas de los pies.

pepitauva

aceitereparador

LOCIÓN REPARADORA

balsamoreparador

centella

La voz se corrió y la supervisora de la Unidad de Radioterapia del mismo hospital se interesó por él al ver la ausencia de lesiones en la piel de su madre. Del contacto con la unidad y de la necesidad de un tratamiento para casos de quemaduras importantes por la radioterapia, nacería en 2014 la Loción Reparadora. Ella ya estaba investigando en el laboratorio con las propiedades de la centella asiática con la que se restriegan los tigres en Asia para curar las heridas de mordeduras y las quemaduras. Decidió añadirle un 50% a la fórmula cuando lo normal es un 5% como máximo.

Loción ligera y sin olor a base de centella asiática con alto poder cicatrizante. Para pieles con quemaduras, cicatrices, queloides, úlceras y lesiones cutáneas derivadas del tratamiento oncológico. “Fundamental” en palabras de María, para el tratamiento de Radioterapia.

 

 

BEAUTY CREAM

En el año 2015, María D’uol llevaba tiempo buscando un activo de excepción para la rosácea cuando le contactaron por el caso de una joven con un acné en cara, cuello y escote, producido por la quimioterapia.

Este caso permite a María conocer un efecto secundario más, para ella aún desconocido, y así comenzar la investi­gación de una nueva fórmula con la que ofrecer la mejor solución.

La búsqueda de activos continuaba identificando tres principios activos que respondían a su exigencia, reducir la inflamación y el picor, mantener la hidratación y disminuir la pérdida de agua.

“Se trata de la mejor crema que hemos podido formular para la rosácea, la dermatitis atópica y todos los efectos secundarios de la quimioterapia”.

Crema de rostro nutritiva y muy hidratante que disminuye el enrojecimiento, alivia la irritación y tiene un efecto antiinflamatorio, que conviene incluso, a las pieles con rosácea.

phragmitebeautycream

Línea ONCOLOGY para prevenir los efectos secundarios del tratamiento oncológicoClinique Francaise
0

Leave a Reply