Clinique Francaise

Lifting facial

lifting-facial

Lifting Facial

El envejecimiento es la consecuencia natural del paso del tiempo. Sus secuelas, la exposición prolongada a los rayos solares o el estrés de la vida cotidiana se hacen especialmente patentes en la cara y el cuello, provocando surcos y pliegues que hacen que la expresión pierda definición. Todos estos efectos pueden remediarse notablemente mediante un lifting.

El lifting es un tratamiento que no quita años pero ayuda a mejorar el aspecto, a devolver el tono cutáneo y a recuperar los puntos de luz y los relieves faciales, proporcionando un efecto de rejuvenecimiento y vitalidad que el tiempo había hecho desaparecer.

Existen muchas técnicas quirúrgicas para el tratamiento del envejecimiento facial. El doctor VALENZA le indicará qué tipo de intervención es la más conveniente de acuerdo con sus necesidades y expectativas.

Procedimiento

Los signos de envejecimiento facial suelen ser progresivos. Se inician en la zona periocular (alrededor de los ojos) y van descendiendo paulatinamente pasando por las distintas regiones de la cara hasta alcanzar el cuello. Esto implica que el proceso quirúrgico varíe en función de las áreas de la cara que se quieren mejorar, el énfasis en las zonas más afectadas, la colocación y extensión de las incisiones, el uso o no de técnicas complementarias (cirugía de párpados, aumento de pómulos, etc.) y la duración de la operación.

Un lifting se realiza en una sola intervención. Tras un estudio preoperatorio minucioso en el que se discuten las expectativas del paciente y los posibles métodos, se concreta la cirugía.

La técnica consiste básicamente en reposicionar las capas musculares, la piel y la grasa, retirando el tejido sobrante mediante una incisión que habitualmente comienza en la zona de las sienes (por dentro del pelo), se extiende al interior de las líneas naturales que existen en la oreja y continúa alrededor del lóbulo, detrás de la oreja y del cuero cabelludo. De esta manera las cicatrices quedan perfectamente camufladas.

Además de la piel, la acción quirúrgica se concentra sobre las estructuras musculares, óseas y grasas de la cara, lo que permite conseguir unos resultados iniciales más naturales y más duraderos a medio y largo plazo.

Después de un lifting, el rostro presenta un aspecto más o menos hinchado en función de la extensión del trabajo realizado y de las características propias de cada paciente.

Hospitalización

Tras la intervención deberá permanecer ingresado desde solamente unas horas, si se trata de un minilifting, hasta al menos un día o dos, dependiendo del tipo de anestesia utilizada y de la extensión del lifting.

Recomendaciones preoperatorias

Como en todas las intervenciones, el examen médico previo es imprescindible para detectar cualquier posible anomalía que pudiera contraindicar la operación.

El doctor VALENZA le indicará qué pasos debe seguir en cada momento.

Es importante que le informe sobre sus hábitos cotidianos: si fuma o si toma algún tipo de medicación, etc. Si usted es fumador y desea realizarse un lifting, deberá abstenerse de fumar durante las dos semanas previas y las dos semanas posteriores a la intervención, ya que el tabaco puede afectar negativamente la cicatrización de la herida.

Anestesia

El lifting puede realizarse con anestesia local y sedación o anestesia general dependiendo de la amplitud del mismo.

Cuidados posteriores

El postoperatorio no acostumbra a ser doloroso. Las molestias que generalmente aparecen suelen controlarse bien con analgésicos habituales. El vendaje se retira entre 24 y 48 horas después de la intervención; las suturas de los párpados, a los 4-5 días; las de la cara y cabeza, a los 7-8 días.

Tras el lifting, es habitual que sienta la piel de la cara algo “acolchada”. Esta sensación es transitoria y desaparece en unas cuantas semanas. También es normal que el rostro esté inflamado. Si sigue las instrucciones del doctor, estos efectos sólo durarán entre 10 y 15 días.

Es aconsejable que evite los ejercicios o actividades violentas como mínimo durante las dos semanas siguientes a la operación. La piel de la cara necesitará cuidados específicos y no deberá exponerla al sol o a rayos UVA durante al menos tres meses.

Lifting facialClinique Francaise